NUESTRO PROPÓSITO
El viernes no es un día más.
Es un sentimiento que se extraña toda la semana.
Tanto que cuando llega lo abrazamos como a un viejo amigo
Y es que el viernes pasan cosas.
Es el que pone fin a la semana.
Y marca el comienzo de un viaje hacia uno mismo.
Es una oportunidad de empezar de nuevo.
De conectarnos.
Es cuando hacemos lo que realmente nos gusta.
El viernes nos libera, nos transforma.
Y aunque todos los días nos recuerdan que estamos vivos,
solo el viernes nos recuerda por qué.